PERDIDOS EN JAPÓN: DESCUBRIENDO A TRAVÉS DEL PALADAR EN TAKAYAMA

Vamos a viajar a la ciudad de Takayama. Para quienes estén interesados en ir les tengo un dato viajero muy valioso.

Hoy vamos a viajar a la ciudad de Takayama. Para quienes estén interesados en ir les tengo un dato viajero muy valioso. En tren si se va desde Matsumoto se pierde mucho tiempo viajando, si bien se están cerca una ciudad de la otra, el pueblo esta rodeado de montañas por lo que las vías ferroviarias se ven obligadas a dar unas cuantas vueltas extra. Pero existe otra forma de ir, no muy cara que es en bus. Traten de estar temprano en las terminales y conseguir un boleto con asientos en lo más adelante posible, pues el bus se internará en un camino transmontañoso en la que podrás ver valles nevados, pequeños pueblos perdidos entre la nieve, paredes de hielo congeladas más grandes que el propio bus, algunos lagos y vertientes increíbles. La verdad que vale la pena el viaje en así ya que además de ser mucho más rápido es un deleite para los ojos.

dsc_6443
Fotografía: Sofia Prado

Para entonces al mediodía nosotros dimos con esta increíble ciudad japonesa, popularmente llamada Hida-Takayama. Cubierta de nieve de punta a punta y con un frío desgarrador que  amenazaba con una nueva nevisca. Gran parte de la ciudad y sobre todo el rio yacían congelados y cubiertos de un manto de nieve tieso y firme. El Ryokan esta vez lo buscamos en el famoso centro histórico de la ciudad. Ibamos a pasar poco tiempo, menos de doce horas, así que decidimos quedarnos donde estaba el encanto y la verdad no nos equivocamos.

Si bien toda la aldea esta repleta de casas típicas de techos bajos y madera, estábamos a un puente del centro comercial histórico.

Esta ciudad feudal posee varias características, por un lado su alineación y uniformidad, lo que da como resultado una arquitectura única proveniente del período EDO. Por otro lado su riqueza cultural, no solo se da en otoño y primavera uno de los festivales más importantes de Japón aquí, sino que también posee infinidad de museos de historia  y cultura local. Finalmente otra característica importante es su comida; mercados matutinos y demasiadas especialidades alimenticias. Y en esto vamos hacer más hincapié nosotros.

dsc_6578
Fotografía: Sofia Prado

Cuando contamos en casa que viajábamos a Japón lo primero que nos decía la gente es “Se van a morir de hambre” “Van a volver flaquísimos” Bueno la parte buena es que no morimos de hambre y la mala es que flaquísimos no volvimos. Viajar tiene muchos encantos, pero aveces los viajeros jóvenes olvidamos lo importante que es degustar las comidas por ahorrarnos unos pesos. Sentarse en un típico bar, tomarse una cerveza local, o cualquiera que sea la bebida del lugar.  Leer el menú, no entender el menú, creer que no hay nada de lo que te gusta en la comida tradicional y aún así pedirlo eso es lo que debemos hacer. Sentarse a cenar, almorzar de parado, da igual, pero comer las comidas típicas también es parte del aprendizaje que nos ofrece el viajar. Abre ideas, nos hace darnos cuenta que existen sabores que ni imaginabamos. Conocer la cocina es también otra forma de conocer a la gente y sus culturas.

Takayama tiene fundamentalmente dos calles principales repletas de puestos comestibles, situadas en el barrio de Sanmachi Suji. Los turistas suelen perderse en las casas de artesanías que respetan la arquitectura del periodo EDO y además he escuchado de algunos que se pierden entre los locales de Sake. En esta zona abundan las excursiones a las destilerías y muchas de estas casas antiguas sirven un traguito de bienvenida para los turistas friolentos. Cosas que no viene nada mal.

dsc_6733
Fotografía: Sofia Prado

Esa tarde y ya con una tormenta de nieve encima nos detuvimos en un primer lugar que se destacaba por su maquina de vapor en el exterior. Nos acercamos junto con todo el revuelo de gente y encontrámos que hacían Nikuman de carne de Hida. No sabemos si era el frío local o si ere son, es una la primera Nikuman que probábamos en Japón pero sin duda fue la mas rica. Para los que no saben qua receta japonesa que consiste en una masa de harina rellena generalmente de cerdo, pero puede ser de muchos sabores, como en este caso probamos de carne hida. Se cocinan al vapor y llevan generalmente el sello del restaurante que las realiza. Probamos una de carne, obvio acompañado de una sapporo y nos dimos el gusto de degustar una de porotos negros.

Continuamos la caminata pero la excusa del frío nos volvió a tentar con un nuevo bocado, pinchos de carne y cerdo con una especie de soja dulce que le daba un toque totalmente asiático y una gran tableta de arroz llamada Gohei Mochi, que en realidad se basa en arroz frito con salsa de soja y nuez. Una exquisitez. Además pasamos como parte de un tour y pudimos tomar un caldo de sopa de miso al pasar para soportar la fría tarde. Algo que también tiene su especialidad allí en el pueblo de Takayama.

Devuelta al hotel nos esperaron con el té verde ya listo en nuestra mesa y unas masitas riquísimas para recuperar las calorías que  supuestamente perdíamos con los grados negativos. Déjenme decirles que esta es una de las cosas que más voy a extrañar de Japón, ese té caliente luego de un frío día.

Y Finalmente por la noche, hicimos la tan ansiada degustación. Carne de Hida. Carne cuyo epicentro se encuentra en la ciudad de Takayama gracias a la cantidad de criaderos que abundan por la zona montañosa de Hida, lo que le da nombre a este plato.

img_20160210_204611240_hdr
Fotografía: Sofia Prado

Déjenme comentarles que no soy muy carnívora, consumo la carne necesaria para vivir sanamente al contrario de mi novio que ya había vivido cinco días sin comer carne, mal acostumbrado como buen argentino y estaba desesperado por probarla. Así que pues tienen la versión de dos personas que aprecian este plato de manera totalmente diferente.

Esa noche estaba congelada, el pronostico había marcado unos diez grados bajo cero, por lo que se sentía. Habíamos ubicado un resto que estaba fervientemente recomendado a la hora de probar este plato local, pero para nuestra sorpresa ya estaba cerrado. Continuamos el camino sin desesperar, pues en el día habíamos leído de esta carne por doquier, y finalmente dimos con un pequeño puesto, algo occidental para mi gusto, pero especializado en la cocción de hida.

Debemos aclarar que es un plato caro, si son de buen comer estarán gastado un dineral por unos pocos gramos que estarán lejos de saciar su hambre. Pero les aseguro que no se arrepentirán.

En muchos restaurantes uno podía darle la cocción a su gusto con pequeñas cocinas a gas portatiles, nosotros no tuvimos tanta suerte pero la carne estaba perfecta para mi. Muy tierna y jugosa, a punto para comer. Cortada en finos trozos según los gramos pedidos, ni es necesario usar cubiertos, pues allí eso también se come con los famosos palitos.

El color era algo rosado y para los que están acostumbrados a la carne grasosa, esta esta totalmente desprovista de grasa exterior, y cubierta de venas interiores que le dan el sabor, siendo grasas interiores. Es un plato exquisito.

Los dos quedamos fascinados con el sabor y la suavidad de este plato, valió totalmente la pena la salida de presupuesto. Además podemos tachar de unas de las tantas listas mundiales del viajero: el haber visitado este famoso sitio pues Takayama es considerado uno de los diez mejores lugares del mundo para comer carne debido a esta preparación.

Con la panza llena de la noche anterior, pero con mucho hambre al recordar todas estas exquisiteces ahora mientras escribo esta nota, les cuento que solo nos falta visitar otro sector gastronómico del pueblo para despedirnos: Los mercados matutinos.

Para eso dejamos pasar toda la noche y nos vamos a la fría y congelada mañana en la montaña. Al rededor de las 7am en verano y 7.30am en invierno cuantiosa cantidad de señoras mayores se acercan para exponer en los mercados sus variedades de alimentos al igual que cientos de años atrás, pues las historias de estos mercados se remontan al periodo Edo (200 años atrás ) donde se comercializaba arroz y más tarde en el periodo Meiji (100 años atrás) donde las esposa de agricultores comenzaron con la comercialización de frutas y verduras frescas. Hoy en día cualquiera de estos dos mercados continua con la venta de estos productos, ademas de alimentos disecados,algunas artesanías y nuevos platos locales. Allí conocimos el tamaten por ejemplo, una especie de malvavisco muy dulce y caliente, riquísimo. También abundaban por la zona las famosas Takoyaki, o bolas de pulpo, con salsas totalmente distintas a las que luego nos encontraríamos con el mismo plato.

Nos llamo la atención algo que venimos rescatando de toda esta zona japonesa, lo mucho que se respetan las tradiciones, si bien han pasado años, los puestos estaban acaparados de mujeres grandes, señoras mayores vestidas cual granjeras con sus productos caseros, tal como en los viejos periodos de Japón. Así que nuevamente los invito a que no se olviden de en alguna ciudad que visiten por primera vez hacer un mini tour gastronómico. Y no hace falta sentarse de lujo, o visitar los restaurantes recomendados. Puede ser en un pequeño bar, parados, o al paso, pero anímense a probar, a oler y a degustar. Después de todo de eso se tratan los viajes, de descubrir.

Pero existe otra forma de ir, no muy cara que es en bus. Traten de estar temprano en las terminales y conseguir un boleto con asientos en lo más adelante posible, pues el bus se internará en un camino transmontañoso en la que podrás ver valles nevados, pequeños pueblos perdidos entre la nieve, paredes de hielo congeladas más grandes que el propio bus, algunos lagos y vertientes increíbles. La verdad que vale la pena el viaje en así ya que además de ser mucho más rápido es un deleite para los ojos.

 

Anuncios

Sé el primero en comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s