BAJO LA OPTICA DE SEBASTIAN SOZA

Un viaje a Kioto acompañado de una cámara análoga y la curiosidad. A una cultura ancestral que conserva su infraestructura hasta hoy, pues durante la Segunda Guerra Mundial fue la única gran ciudad japonesa que no fue bombardeada, por eso es que posee un rico patrimonio histórico y arquitectónico. Los invitamos a viajar bajo la óptica de Sebastian Soza.

Kioto (京都市 Kyōto-shi), cuya traducción es “Ciudad Capital”, es una de las ciudades más importantes Japón. Se ubica en la isla de Honshu, a unos 450 km de la capital Tokio y muy cercana a importantes ciudades como Osaka y Kobe. En una superficie de 827,90 km² viven alrededor de 1,5 millones de habitantes, siendo una de las ciudades japonesas más pobladas.

El motivo de mi viaje a Kioto fue por su importancia histórica, dado que entre los años 794 y 1868 fue la capital de Japón, de modo que es donde se ubicaba la Corte imperial, otras instituciones y múltiples templos y santuarios. Esta infraestructura se conserva hasta hoy, pues durante la Segunda Guerra Mundial fue la única gran ciudad japonesa que no fue bombardeada, por eso es que posee un rico patrimonio histórico y arquitectónico. Por otro lado, Kioto ha sido a lo largo de mi vida académica y profesional más que una ciudad, también como un “concepto” asociado al cambio climático, pues fue aquí en donde se firmó en 1997 el Protocolo de Kioto, al que por mi profesión he estado ligado.

De los monumentos representativos de Kioto – entre muchos otros – se encuentra Fushimi Inari-taisha, Kinkaku-ji y Ginkaku-ji, tres lugares que visité y fotografíe. Fushimi Inari-taisha (伏見稲荷大社) es un santuario sintoísta situado en la base de una montaña de Kioto, siendo el principal santuario dedicado a Inari, dios del arroz. Por su parte, Kinkaku-ji (金閣寺), llamado “Pabellón Dorado o de Oro”, es un templo zen situado al norte de Kioto que tiene sus paredes exteriores recubiertas de oro y es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. En tanto, Ginkaku-ji (銀閣寺), conocido como “Pabellón de Plata”, es un templo budista construido a imagen del Kinkaku-ji, pero se esperaba recubrirlo de plata, lo que no ocurrió.

Las fotos del viaje a Kioto las hice con cámara digital y análoga, pero en esta selección quise incluir sólo fotos análogas, ya que con esta técnica descubrí mi interés y fascinación por la fotografía. Con la fotografía análoga pude explorar y vivenciar la incertidumbre del resultado de la foto y a la vez me motivó a tomar la cámara y salir simplemente a fotografiar lo cotidiano, más allá de fotografiar los momentos importantes, sino que más bien capturar cosas simples, a la gente, la naturaleza, la ciudad, el patrimonio, así como la fusión de lo natural con la creación del hombre. En Kioto quise capturar lo simple y bello, que – bajo mi óptica análoga – posee el patrimonio cultural de esta ciudad, en especial los tres templos descritos. Por esta razón es que la selección es de fotografías análogas, capturadas en Fushimi Inari-taisha, Ginkaku-ji y Kinkaku-ji con la cámara Canon EOS 500N y películas de 35mm de 400 ASA.

 1. 01

La imagen característica de Fushimi Inari-taisha son sus miles de Puertas Torii, que se encuentran uno detrás de otro, por cuatro kilómetros de caminos, las que parecen formar un pasadizo techado a lo largo del santuario.

2. 

02

Es habitual en los santuarios dedicados a Inari la presencia del zorro o kitsune, mensajero de este dios.

3. 
04

Fushimi Inari-taisha incluye varios senderos para llegar a otros santuarios más pequeños que se encuentran a lo largo del recorrido de este complejo.

4.

03

Las puertas Torii de Fushimi Inari-taisha en su mayoría han sido donadas por comerciantes, quienes incluyen sus nombres en los Torii, para que el dios Inari les otorgue beneficios.

5.

05

Si bien Fushimi Inari-taisha es un santuario sintoísta, igual incluye estructuras e imágenes budistas. En la imagen vemos a Jibo Kannon (Jibo significa “Amar a la madre” y Kannon es la diosa budista de la misericordia).

6.

06

Los omikuji son tiras de papel que predicen la fortuna y que se encuentran en Fushimi Inari-taisha como en muchos de los santuarios y templos de Japón. Al atar este trozo de papel se puede lograr que la buena suerte se cumpla o evitar la mala suerte.

7.

07

Ginkaku-ji forma parte del conjunto de Monumentos históricos de la antigua Kioto declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994.

8.

08

El edificio principal de Ginkaku-ji es el salón Kannon, el cual es conocido comúnmente como Ginkaku o «Pabellón de plata», por la idea original que pretendía cubrirlo de láminas de ese metal.

9.

09

Además del edificio principal, el templo Ginkaku-ji cuenta con jardines cubiertos de musgo, un jardín japonés, senderos entre la vegetación y un jardín de rocas y arena blanca.

10.

10

Ginkaku-ji se ubica en la ladera de las montañas al este de Kioto, de esta forma que la vegetación circundante es parte importante del complejo.

11.

11

Ginkaku-ji posee pequeños riachuelos y cuerpos de agua en donde la gente lanza monedas para pedir deseos y buena fortuna.

12.

12

El Templo Kiknaku-ji es un símbolo no solo de Kioto, también de Japón, por su belleza y esplendor. El Templo posee tres plantas y se ubica rodeado de una laguna, en un complejo con senderos y una robusta vegetación.

13.

13

La primera planta de Kiknaku-ji posee la clásica decoración japonesa y destaca por los pilares de madera y las paredes blancas que se diferencian del dorado de las plantas superiores.

14.

14

La segunda planta del Templo, es un espacio cerrado de estilo feudal y las paredes exteriores recubiertas de pan de oro. La tercera planta es de estilo zen, también cubierto de oro. En la cima está la estatua del fénix chino también en dorado.

15.

15

La imagen del templo Kinkaku-ji, adornado con láminas de oro, se refleja en el agua de Kyokochi, el “estanque espejo”, en donde existen islas y piedras que representan la historia de la creación budista.

16.

16

En 1950, el pabellón de Kinkaku-ji fue incendiado por un monje budista, pues no pudo soportar su belleza. Es esta belleza la que los propios japonenses disfrutan y admiran, pues acuden recurrentemente a pasear, orar y ofrendar a Kinkaku-ji.

Sobre el autor.

Sebastián Soza, aficionado de la fotografía e Ingeniero en recursos Naturales Renovables de profesión. Me desempeño como profesional del área ambiental y como docente universitario de gestión ambiental y junto a un amigo estamos iniciando un Blog dedicado a la sustentabilidad https://futurocomunblog.wordpress.com/.

La fotografía ha estado siempre en mi vida, pero fue con la fotografía análoga que pude descubrir la alegría y satisfacción que me generan las fotos. Actualmente muestro mis fotos digitales y análogas en el Instagram @seba.scl y en @sebasoza

Anuncios

2 comentarios en “BAJO LA OPTICA DE SEBASTIAN SOZA

  1. Muchas gracias por la oportunidad de publicar mi trabajo en Viajes B.

    Para mi es un honor y un privilegio poder contribuir con este gran proyecto.

    Saludos!

    Sebastián Soza.

    Me gusta

Sé el primero en comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s