BAJO LA OPTICA DE MARITZA GONZÁLEZ

Una maga que desnuda lo que muchos no vemos. Una mirada profunda a Horcón, a sus despeinados seres y sus aguerridos pescadores. 

Horcón abraza. Así podría comenzar mi visión acerca de este pueblo que más que gustar, encanta. Su nombre deriva de “horqueta”, por la forma que tiene su extensión como brazos abiertos, hacia el mar. Quizás no sea casualidad, puesto que su tierra, su mar y su gente abrazan, pero no vengo a mostrar las fotografías que he realizado a Horcón, como popular locación de veraneantes y atardeceres perfectos, sino quiero enseñarles la sincronía perfecta existente entre el pueblo y su gente, que como resultado dibujan un lugar sin tiempo, como paralizado en los años de las flores y la aclamación por la paz. Horcón no sería tal sin aquellos despeinados seres, sin los ancianos que cada mañana dan la bienvenida, a las cada vez menos, embarcaciones producto de la escasez de especies en el mar, fruto de las malas políticas pesqueras. Aun así, aquí el alma no decae, entre aromas de alga, marihuana, pan amasado y cerveza, las personas se combinan añejas con las construcciones deformes y alicaídas, desteñidas por la erosión del viento húmedo y los recuerdos de épocas mejores.

Cada verano, con amor y odio sus habitantes tienen todo listo para recibir la horda comercial de turistas que quieren empaparse de la mística natural, convertirse en hippies unos días, comprando poleras de origen chino. pero con estampados coloridos de paz en las ferias artesanales colocadas a orillas de la playa. La oferta es variada, desde artesanía, buena comida, harta cerveza e incluso la posibilidad de pasear desnudos por Playa Luna sin el miedo de pasar por degenerado, ya que por decreto es apta para practicar el nudismo. Así Horcón teje su alma año tras año con quienes hacen de este lugar una hermosa composición de colores desteñidos y calles maltrechas, pero entre las frustraciones que se suman con el paso de los años, el abominable progreso y las malas condiciones, fruto de políticas mal implantadas, su gente cuida y ama Horcón.

En silenciosa perspectiva el viejo hippie mira los horizontes y sueña; y si el visitante anda con suerte y cae en gracia, escuchará fascinantes historias de riñas, de amor, de odio; oirán la historia de cómo cada mañana en la caleta se establece de forma natural el cabildo por el cual se rigen los destinos de un pueblo, ajeno a la realidad de las grandes ciudades.

Ya los ojos del progreso se han puesto sobre este poblado de chascones artesanos y aguerridos pescadores, pero Horcón resiste, podrán llenar de condominios y edificios con privilegiadas vistas muchas veces dificultando el paso libre a las playas, pero el alma de esta gente se mantiene erguida en los colores de la paz, la magia, el espíritu y la vida, de hombres y mujeres, que decidieron inmortalizar la utopía de la vida entre tierra, mar y arena.

1. Vista desde Caleta Horcón Chile.

foto 01

2. Embarcaciones pesqueras, Caleta Horcón Chile.

foto 02

3. San Pedro, el patrono, Caleta Horcón Chile.

foto 03

4.La llegada del 2081, Caleta Horcón Chile.

foto 04

5. El Toronto, Caleta Horcón Chile.

foto 05

6. Miradas sumisas, Caleta Horcón Chile.

foto 06

7. Amores con gusto a mar, Caleta Horcón chile

foto 07

8. La silenciosa perspectiva del viejo hippie que mira los horizontes y sueña, Caleta Horcón Chile.

foto 08

9. El Hippie guardián, Caleta Horcón Chile.

foto 09

10. Día de compras, Horcón Chile.

foto 10

11. La reunión del domingo, Horcón Chile.

foto 11

12. Un hombre de mar y sus tesoros, Horcón Chile.

foto 12

13. Tertulias en el Santa clara, Horcón Chile.

foto 13

14. El vigía de las tradiciones, Playa Horcón Chile.

foto 14

15. El abrazo de sal, Playa Horcón Chile.

foto 15

16. Libertad, Playa nudista La Luna, Horcón Chile.

foto 16

Maritza González es una inquieta porteña, Estadístico de profesión y amante de la fotografía, que ha podido desarrollar autodidactamente un estilo que evoca los detalles de las cosas y el alma de los lugares donde realiza sus trabajos fotográficos, desnudando la esencia de todo aquello que expone, ya sea en un salón de arte o en sus redes sociales. Conocida como la Maga Chilena de IG por sus miles de seguidores, se establece hoy como una líder de opinión referente a la composición fotográfica, llegando a ser reconocida como usuaria sugerida de la plataforma Instagram a nivel mundial.

Gestora y fundadora de la agrupación de arte y cultura Instameet Chile, en la actualidad sigue desempeñando su rol como Estadístico ligada a la educación superior, en la Universidad de Playa Ancha y en paralelo lleva a cabo importantes proyectos de gestión cultural, exposiciones fotográficas e intervenciones ciudadanas, tanto en Valparaíso como en Santiago.

El trabajo de Maritza o La Maga, lo puedes ver en: www.instagram.com/marytafeliz

4 comentarios en “BAJO LA OPTICA DE MARITZA GONZÁLEZ

  1. Hermosa selección de tu gran trabajo Mary 🙂 me alegro de ver como sigues soñando y haciendo realidad ll que sueñas, un abrazo desde Santiago, nos vemos pronto!!

    Me gusta

    1. Un gran abrazo mi querido Andrés 🙂 Feliz de que guste mi marera de observar, es lo que me motiva a seguir compartiendo lo que me apasiona. Nos vemos el sábado ❤

      Me gusta

Sé el primero en comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s