EL ALAMBRADO: LA ÚLTIMA FRONTERA

El Alambrado como nuevo concepto fronterizo; su particularidad es que es un elemento modificador del paisaje que todos pasan por alto, ya que cuando se recorre la Patagonia por vía terrestre, son identificables e inconfundibles los kilómetros de alambre cercando la pampa.

El hombre occidental invade y ocupa la Patagonia, principalmente con fines de colonización y actividades económicas; el vasto desierto de la pampa patagónica sirvió como elemento fundamental para la instauración de la Ganadería, principalmente ovina. La estructura de la Patagonia decimonónica será transformada gradualmente por la acción antrópica de los poderosos grupos económicos ganaderos/comerciales, quienes ignorando las fronteras de tipo geopolíticas, instalan sus propias fronteras ganaderas, con elementos reconocidos como la Estancia, la construcción de caminos y principalmente, el Alambrado como nuevo concepto fronterizo; su particularidad es que es un elemento modificador del paisaje que todos pasan por alto, ya que cuando se recorre la Patagonia por vía terrestre, son identificables e inconfundibles los kilómetros de alambre cercando la pampa.

Sin título-7

La frontera en la Patagonia se define tras firmar el Tratado de Límites de 1881, donde Argentina ocupa la Patagonia oriental, y Chile se queda con el territorio occidental; la práctica del “alambrado”, traída desde Europa, contempló el trabajo de un puñado de hombres que cercaron la pampa patagónica, que van a romper el paradigma de los Aónikenk y Selk´nam en cuanto al concepto de propiedad, que si bien ya poseían fronteras naturales (ríos, cerros, etc.), nunca habían sido amenazados por extranjeros, los que se encargaron de sacarlos de sus territorios ancestrales, modificar el paisaje, introducir ganadería ovina desplanzando el guanaco, estableciendo nuevas fronteras con estacas y alambre

La génesis de la ganadería magallánica se remonta a finales de 1876, donde el pionero Enrique Reynard adquiere 300 ovejas desde las Islas Malvinas, las cuales coloca en Enero de 1877 en la Isla Isabel, ubicada en el Estrecho de Magallanes, iniciando la crianza de ganado ovino; sumado a esta acción, posteriormente es José Nogueira quien estima conveniente continuar con esta labor dadas las condiciones geográficas de extensas praderas pastoriles.  Un tercer intento trae consigo la ubicación de 500 ovejas en el sector de San Gregorio, que es considerado el puntapié inicial al desarrollo comercial de la oveja, ya que es aquí donde surge la firma Menéndez – Behety. La estimación que hace el Ministerio de Agricultura para 1883 es de 30.000 lanares, en 1885 se estiman en 40.000 ovejas y aumenta a 300.000 para el año 1889, lo cual no es menor considerando el desarrollo demográfico que tiene la región, lo cual resulta impresionante para la época, a lo cual favoreció el tráfico marítimo y la asociación con capitales ingleses. Poco a poco se van creando “Sociedades Ganaderas” que consideran un negocio rentable la producción lanar en la Patagonia, creando un monopolio en base a relaciones familiares económicas, resaltando las figuras de grandes empresarios como Rodolfo Stubenrauch, José Nogueira, José Menéndez, Mauricio y Sara Braun entre otros, siendo la más destacada la “Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego” (1893-1973)

Los inicios del Alambrado

Ha sido uno de los pilares en el sector ganadero; primero para delimitar terrenos y para la división de los animales puesto que el tipo de cuidado que se emplea es extensivo, es decir, los animales andan en libertad por vastos territorios, que es por lo general, el espacio que abarca una estancia, el cual obviamente debía ser cerrado para evitar la pérdida de los animales.

El alambrador se define como el trabajador rural cuya labor esta orientada al cercado de los espacios geográficos utilizando variados métodos para el cierre, como también diferentes materiales para la construcción, no existiendo por lo tanto una única forma. El historiador regional, Mateo Martinic señala:

Cuando se comienza a instalar el alambrado, tiene que aparecer gente que sabe o que tiene que aprender cómo hacerlo; probablemente los primeros, como en Argentina la ganadería lanar llegó antes que a Chile de manera extensiva, es posible que también hayan llegado también algunos alambradores de Inglaterra o sobre todo de  la zona  norte de Argentina- Buenos Aires, donde ya el alambrado se conocía desde mucho tiempo antes y sabía instalarse, es posible… y con eso aprendió la gente acá, pero otra vez… No hay ningún Documento

Sin título-6

Probablemente, comienzan los trabajos de alambrado cerca de 1884 cuando se entregan las primeras concesiones reguladas a arrendamiento por veinte años en la Patagonia, por lo que es necesario definir los campos y la distribución espacial para que el ganado estuviese dentro de la estancia y regular el pastoreo. Las sociedades ganaderas se dan cuenta de la importancia de delimitar sus propiedades a través del alambrado, por lo que deciden comenzar a invertir una fuerte suma de dinero en materiales y trabajo humano para concretar sus ambiciones

Sin título-5
Aviso en el diario “Chile Austral” (1910)

El desarrollo del alambrado en cuestión, generó una forma de trabajo, creando faenas de alambradas, las cuales a pesar de tener una importancia tremenda, no existen registros actuales sobre cuanto es el total de kilómetros alambrados en la Patagonia; existe un registro de finales del siglo XX que nos da una perspectiva

LOTES KILÓMETROS DE ALAMBRADO COSTO DE LOS ALAMBRADOS
Lotes dados en arrendamiento en la Patagonia Chilena 1.301,405 £436,801
Lotes ocupados con Título Provisional 286,920 £100,836
Lotes arrendados en la Tierra del Fuego 556,965 £239,737
Resumen de todo el Territorio 2.145,290 £777,374

“En el territorio de Magallanes”, Mariano Guerrero Bascuñán (1897)

Los alambradores transformaron el espacio geográfico en la Patagonia al extender por casi toda la pampa cercas de alambrado que delimitaban los territorios e impedían  que los animales se salgan de ellos. No hay lugar visible que no esté delimitado por estas eternas cercas de alambrado, labor titánica realizada por personas de esfuerzo y dedicación que ayudaron de esta manera al progreso de la actividad ganadera en la región. Lamentablemente estas cercas de alambrado en un comienzo produjeron una terrible mortandad especialmente en los guanacos de la zona. Juan Pablo Ovando de oficio alambrador, nos cuenta

Con decirte que el guanaco cuando comenzamos a alambrar, no conocía el alambrado, se enredaba. Tú en la mañana cuando salías por el camino para salir a trabajar, encontrabas dos, tres, hasta cinco guanacos enredados, porque no conocían el alambre. Era todo libre para ellos, y ahora están encerrando (…) Yo he encontrado animales quebrados de las dos piernas o las paletas, los sacas y mueren ahí; mueren porque no puedes hacer nada por ellos y nadie se preocupa porque es una plaga, hay una plaga de Guanacos, tu encuentras piños de Guanacos, hasta para uno mismo es peligroso.

Considerando que la labor del alambrador era complicada por la cantidad de kilómetros que les exigían al mes y, además, sin conocer el terreno el cual podría jugarles una mala pasada por la dureza de este mismo o su geografía agreste. Se dieron el trabajo de adaptar las cercas sin desviarse de lo establecido, consiguiente el menor impacto posible en el medio ambiente y transformando la geografía de la pampa para siempre.

Sin título-4

Resulta interesante analizar la figura del individuo que de forma exhaustiva y silenciosa se dedicó a organizar la Patagonia a través de estas “Fronteras Económicas”, las cuales se van adecuando a los intereses de los latifundistas, quienes con su exagerado control económico, logran superar las fronteras geopolíticas chileno-argentinas, y crean sus propias fronteras de acuerdo a sus intereses económicos, estableciendo kilómetros de áreas pastoriles y llevando los avances industriales al campo, pero estos avances tecnológicos propios de la época, no repercuten en el accionar del alambrador, el cual debe desempeñar su labor de la misma forma durante todo este período. No existe un estudio serio sobre lo que fue la labor del alambrador (al menos en territorio chileno), ya que los vestigios o evidencias del arduo trabajo realizado en Alambrar la pampa patagónica sólo queda en el recuerdo de algunos alambradores que aún viven, quienes dan testimonio del trabajo por trasmisión oral por parte de familiares y amigos que vivieron tal proceso.

Autor: Rodrigo González Vivar.  

Profesor de Historia, Universidad de Magallanes. 

Investigador Instituto de la Patagonia.

3 comentarios en “EL ALAMBRADO: LA ÚLTIMA FRONTERA

Sé el primero en comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s